Uncategorized

No sea una víctima más de la “seguridad”

Los sistemas de seguridad electrónica son sistemas que requieren ser diseñados, suministrados e instalados por personal altamente especializado. Su importancia es primordial y no podemos caer en el error de la improvisación o de simplemente la desatención a la hora de su adquisición. Es por ello que debemos estar atentos y ser muy exigentes con la persona que nos asesora; conocer su experiencia, las marcas con las que trabaja, portafolio de servicios, clientes, recursos con los que cuenta e incluso su forma de educarnos en el tema.

ELISE IMPLEMENTA CÁMARAS TÉRMICAS DE CONTROL DE FIEBRE PARA AVIANCAPrimeramente, debemos saber que los sistemas de seguridad electrónica son “trajes a la medida”, los catálogos de equipos son tan amplios y variados que nos proporcionan una especialización tan alta hasta el punto de proveernos una solución para cada necesidad, es decir, no existen las soluciones profesionales pre-empaquetadas en kits o combos. Siempre que nos ofrezcan estas opciones deberíamos descartarlas. COLOMBIA, ECUADOR Y GUATEMALA

Otro error común es prestar especial y única atención en la calidad de los equipos, obviamente esto es de gran interés, pero ningún sistema o equipo podrá operar correctamente y/o brindarnos todas sus virtudes si no está respaldado por una adecuada instalación de infraestructura. Así como no existe el collar de perlas con el broche de plástico, no puede existir el sistema de seguridad de última tecnología soportado por una baja calidad de su cableado, ductería y buenas prácticas de instalación.

Otro factor desestimado o no analizado con el debido detenimiento es la capacidad de servicio posventa. El hecho de concluir a plena satisfacción la instalación de un sistema, no implica que ya ha terminado la tarea u obligación de su proveedor del servicio, al contrario, es una relación que comienza. Un sistema huérfano de servicios de mantenimientos preventivos y/o correctivos, es un sistema de corta vida, con un futuro lleno de problemas y degradación de sus funciones. Si bien es cierto que puede resultar difícil conocer la calidad de servicio posventa antes de una contratación, podemos tener una idea conociendo quienes han sido sus clientes, el tiempo en el mercado de la empresa, los recursos que posee para la atención como lo pueden ser personal, vehículos, sede, medios de contacto y hasta herramientas de trabajo.

No menos importante, es el hecho que sin importar el sistema que estemos instalando, no podemos estar al servicio de ellos, no pueden cambiar nuestros hábitos y costumbres. Estos sistemas están para protegernos y hacernos la vida más fácil. Es muy común ver como luego de una instalación se entorpecen otros procesos, se torna complicado su uso o simplemente no se obtiene una solución completa. La adquisición de seguridad no puede ser sinónimo de adquirir problemas por pequeños que estos sean. Un correcto diseño lleva a cero los problemas, optimiza la solución y da valor agregado a los procesos en su entorno de instalación.

Es por todas estar razones que no podemos buscar un proveedor de seguridad electrónica, lo correcto es crear un vínculo fuerte y de sociedad con una empresa que nos respalde en esta materia, la seguridad no es un producto que vende es un servicio que se asesora y que debemos hacerlos con profesionales debido al gran desconocimiento que se tiene en la materia, a la cantidad de mitos o falsas ideas que hay sobre los alcances de los sistemas y sobre todo a la importancia que poseen en el resguardo de los bienes y las personas.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *